MUJERES VALIENTES, CONTRA LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

Publicado en por BAI



“LA FELICIDAD ESTÁ EN TUS MANOS” FUE EL MENSAJE CENTRAL DEL PROGRAMA ALZA LA VOZ CONTRA LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR QUE BUSCA AYUDAR A OTRAS MUJERES A SER LIBRES DE LA VIOLENCIA DOMÉSTICA


Carolina Alcázar, a la izquierda, durante la presentaciòn de los testimonios de sobrevivientes a violencia intrafamiliar. Fotografía: Robin Martínez/CGN

Carolina Alcázar, a la izquierda, durante la presentaciòn de los testimonios de sobrevivientes a violencia intrafamiliar.

Por tercer año consecutivo, el programa el programa de Responsabilidad Social Empresarial de Avon Centroamérica, en apoyo a la mujer víctima de violencia intrafamiliar, reunió a 2 mil mujeres en el Centro de Convenciones del hotel Camino Real en la ciudad de Guatemala. Para esta ocasión, la dinámica fue diferente a los años anteriores, ya que se presentó una moderación a cargo de la conocida locutora Carolina Alcázar, conductora del programa radial “Carolina, la mujer de hoy”, quien ha tocado temas relacionados en su programa, apoyando a muchas mujeres guatemaltecas.

Durante el programa, Alcázar realizó varias entrevistas, iniciando con Patricia Montepeque, Coordinadora de Comunicación de Avon Centroamérica, para compartir lo que los programas de Responsabilidad Social Empresarial de Avon realizan en apoyo a la mujer víctima de violencia doméstica. Posterior a la participación de Montepeque, las asistentes pudieron escuchar a Angélica Valenzuela, Directora del Centro de Investigación, Capacitación y Ayuda para la Mujer (CICAM) y a la psicóloga Elizabeth Pinto, quienes dieron a conocer la forma como se puede salir del círculo de violencia que encierra a miles de mujeres en muchos países de Latinoamérica.

En opinión de Angélica Valenzuela, violencia representa “dejar hacer” tomando en cuenta el hecho que quienes viven estas situaciones, lo viven porque realmente dejan o permiten que su agresor actúe en contra de ella.

Elizabeth Pinto, asegura que la vida que cada mujer tiene, es consecuencia de lo que ha hecho con anterioridad y ha decidido vivirlo de esa forma. Por ejemplo, dijo Pinto, “Yo decido qué comer, qué vestir, cómo caminar, cómo hablar y cómo dormir… pero también decide cómo quiere ser tratada”

Ambas coinciden que la mujer debe iniciar el día haciéndose tres preguntas escenciales:

“La primera es Qué está bien en mi vida?; la segunda, Qué funciona en mi vida?; y la tercera, Qué necesito cambiar?”

Las primeras dos preguntas nos enfocan a lo positivo, pero la tercera nos recuerda que la responsable de lo que me sucede… es una misma” aclaró la psicóloga Pinto.


Patricia Montepeque, de Avon (a la derecha) durante la entrevista con Carolina Alcázar. Fotografía: Robin Martínez/CGN

Patricia Montepeque, de Avon (a la derecha) durante la entrevista con Carolina Alcázar.

Por su parte, Valenzuela es enfática al asegurar que la diferencia entre responsabilidad y culpa, está en que la responsabilidad le da “poder” a la persona, obligándola a tomar una decisión. En cambio la culpa “desempodera” a la mujer, haciéndola sentir víctima.

“Todo está en el autoestima de cada mujer y para elevar esa autoestima en cada una, debemos hacer algo bueno para nosotras mismas” dijo Angélica Valenzuela, agregando que “Hoy mismo debes tomar esa decisión buena para ti misma… y cambiar”


QUÉ ES LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR?

En Guatemala es un delito. Según el artículo 7º. De la Ley contra el feticidio y otras formas de violencia contra la mujer, se establece que el delito de violencia contra la mujer se comete cuando en el ámbito público o privado se ejerza violencia física, sexual o sicológica en contra de una mujer.


TIPOS DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

La violencia intrafamiliar adopta varias formas, ocurriendo de vez en cuando… o siempre. Las formas de violencia intrafamiliar son física, sexual, emocional, patrimonial y social.

La violencia física: Cuando la mujer es empujada, maltratada, golpeada,pateada o se usan objetos o armas en contra de ella, siendo ésta la forma más obvia de violencia intrafamiliar.

La violencia sexual: Cuando una mujer es presionada o forzada a participar en una actividad sexual en contra de su voluntad.

La violencia emocional y sicológica: Cuando a una mujer se le dice que “eres fea, gorda, estúpida, mala madre, no tienes futuro”; o bien, cuando le es dicho “Si me quisieras de verdad, harías lo que fuera por mí”.

La violencia patrimonial: Cuando de parte del esposo, o conviviente, la mujer no recibe dinero suficiente para alimento o vestimenta para ella y/o los hijos. Cuando no recibe dinero para pagar las cuentas, o no se recibe lo suficiente para tal efecto. También se considera violencia económica cuando el hombre obliga a la mujer a entregarle su dinero.

La violencia social: Cuando a la mujer no se le permite ver a su familia o amistades.

Comentar este post