La situación de la familia es crítica en Guatemala

Publicado en por BAI




La familia es reconocida por la legislación como el punto fundamental en la sociedad, pero en estos tiempos se encuentra en proceso de deterioro, debido a factores como el divorcio, la migración, la violencia, la pérdida de valores y la falta de cobertura en los servicios básicos.

 

Esto se pudo constatar luego de un sondeo que hizo Prensa Libre con psicólogos, sociólogos y religiosos, en el marco de la celebración del Día Internacional de la Familia, el 15 de mayo.

La situación es alarmante y el futuro cercano promete poco, ya que actualmente, seis de cada 10 parejas se divorcian antes de los cinco años, siete de cada 10 adolescentes tienen actividad sexual antes de los 18 años, cuatro de cada 10 familias son funcionales y tres de cada 10 mujeres sufren de violencia intrafamiliar, de acuerdo con un comunicado del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Según Alejandro Urízar, de Acción Ciudadana, los dos principales flagelos de la familia guatemalteca son el divorcio y la falta de cobertura de servicios básicos.

Datos del Organismo Judicial refieren que para septiembre del año pasado se contabilizaban más de cinco mil casos de divorcio y separación.

Urízar expone que el auge de la disolución del matrimonio es provocado por la violencia intrafamiliar y la limitación de recursos económicos.

El otro punto se basa en la falta de cobertura médica y de educación en el país, lo cual, de acuerdo con Urízar, es alarmante, ya que el futuro del país “no se está educando ni atendiendo”.

El sociólogo subraya que “cuando la sociedad no abre las oportunidades de superación, se frena el desarrollo colectivo y se rompe el tejido social”.

Problemas latentes

Édgar Montúfar, sociólogo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), explica que la pobreza y la constante migración de guatemaltecos hacia Estados Unidos fragmentan los lazos familiares.

En el comunicado de Unicef se resalta que la pobreza se evidencia en las niñas y niños que deambulan por las calles y el incremento del trabajo infantil en los últimos años.

Respecto de la migración, actualmente residen en Estados Unidos más de un millón de guatemaltecos.

En la mayoría de los casos, los niños que se quedan en el país son cuidados por el padre o la madre que se queda, los tíos o los abuelos.

“Cuando falta uno de los dos se rompen los lazos familiares y no hay manera de unirlos”, añade el psicólogo.

Montúfar hace un análisis extenso sobre la familia en cada estrato social, partiendo desde la clase baja hasta la más pudiente del país.

La constante es el debilitamiento de la familia funcional y la amenaza de la violencia en todos los estratos.

Julio e Ileana de Antillón, matrimonio coordinador de la Comisión de la Pastoral Familiar de la Conferencia Episcopal de Guatemala (CEG), exponen que las familias guatemaltecas se ven influenciadas por los medios de comunicación que “constantemente presentan modelos ajenos a nuestra cultura y que los jóvenes tienden a imitar”.

Darío Pérez, presidente de la Alianza Evangélica de Guatemala, dice que en términos generales observan “una decadencia de los valores éticos y morales dentro de las familias, los cuales se trasladan a toda la Nación”.

Los consultados coinciden en que el núcleo social se corrompe a pasos acelerados, y por ello muchos niños crecen sin valores y desorientados. Afirman que la actitud del Estado respecto de políticas públicas, educación y salud es trascendental para que la familia guatemalteca se mantenga unida y genere el desarrollo que el país necesita de manera urgente.

Fuente

www.prensalibre.com.gt

Comentar este post

por ellfuchar asalas milias, tenemos que l 02/25/2016 00:24

tenemos que luchar por la familia¿vamos, podemos?

vdsvvvv 02/25/2016 00:21

que bonita info de las famiias

por ellfuchar asalas milias, tenemos que l 02/25/2016 00:25

vkdfvnsssiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii vamos